Hacia comienzos del milenio, el fotógrafo Edgar Moreno se encontraba en plena búsqueda de financiamiento para un ambicioso proyecto consistente en un relato fotográfico que no solo recreara aspectos de las cuencas del Amazonas y del Orinoco, sino que además dialogara con el trabajo del grabador Theodoro de Bry (1528-1598).

En la vida y en el arte, el azar puede convertirse en una especie de cadencia tan certera como desconocida

Por Elizabeth Marín Hernández; Quiero saber si esos son mis pies— respondió el hombre. Los necesito para entrar al bar. Entonces los zapatos comenzaron a desamarrar sus trenzas. Al instante, los pies estuvieron descubiertos, y con gran sorpresa el hombre vio que no eran los suyos. Los pies volvieron a calzar sus zapatos y, muy […]

Los grandes distribuidores viales de Caracas fueron previstos en la época de Pérez Jiménez, una dictadura militar en toda regla, pero tenían en su naturaleza el germen de la democracia: la elección individual: por dónde voy, hacia dónde me dirijo, cuál es la salida que considero pertinente o correcta.

Hasta un suspiro habría podido dañar la fotografía. Deben haberles indicado que se quedaran muy quietas… y que miraran al lente (el solemne conjunto impone, es difícil que alguien se atreviera a pedirles que miraran al “pajarito”).

En 1981 se hicieron trabajos de restauración en el Palacio de Gobierno de Maracaibo, conocido como Palacio de las Águilas o de los Cóndores, que había sido inaugurado en 1868; y se descubrió que las aves que adornaban la fachada, -águilas, cóndores, allí les da igual-, resultaron no ser de bronce como siempre se había creído con gran orgullo, sino de yeso.

Nació en Macondo antes de que fuera novela, hace exactamente un siglo. Cien años de soledad a cuestas detrás de un lente viajero y coqueto, inquieto y popular, agitador y perturbado, una cámara viva que dejó en Venezuela una huella de miles de negativos y fotografías para el recuerdo, un hombre red, un mito en blanco y negro

Carlos Andrés Pérez en la campaña electoral del año 1973. Imagen del Archivo Fotografía Urbana.

¿Por qué la gente mandaba postales? Lo hacía, creo, para enviarle a alguien lejano y querido un atisbo del sitio excepcional donde se encontraba y donde se estaba llenando del alma de los lugares

Aliados

Desarrollado por: