Hacia comienzos del milenio, el fotógrafo Edgar Moreno se encontraba en plena búsqueda de financiamiento para un ambicioso proyecto consistente en un relato fotográfico que no solo recreara aspectos de las cuencas del Amazonas y del Orinoco, sino que además dialogara con el trabajo del grabador Theodoro de Bry (1528-1598).

En la vida y en el arte, el azar puede convertirse en una especie de cadencia tan certera como desconocida

Por Elizabeth Marín Hernández; Quiero saber si esos son mis pies— respondió el hombre. Los necesito para entrar al bar. Entonces los zapatos comenzaron a desamarrar sus trenzas. Al instante, los pies estuvieron descubiertos, y con gran sorpresa el hombre vio que no eran los suyos. Los pies volvieron a calzar sus zapatos y, muy […]

Cuando Gino Carrer Artico se sentó a cenar aquella noche tuvo que disimular su molestia porque, aunque venía con mucha hambre

El miércoles 3 de agosto de 2017, la fiscal general de la república Luisa Ortega Díaz dijo, en entrevista el programa Conclusiones de CNN, que hace unos meses, cuando ella estaba de viaje en Brasil, su hija y su nieto fueron secuestrados

Dónde están. Quizá si me quedo inmóvil, casi sin respirar, los voy a oír. Como que hay un ruido por este lado…

El periodo de mediados del siglo XX fue para Venezuela una era de transición que presenció profundos cambios en su economía, organización social y sistema político. Esos cambios afectaron los patrones de urbanización y morfología de Caracas, que había permanecido relativamente inalterada desde su establecimiento en el siglo XVI. La mayor parte de esos procesos […]

Pompeyo ―el Márquez nunca le hizo falta― fue sin lugar a dudas un personaje mitológico. Fue, al lado de Rómulo Betancourt, Rafael Caldera y Jóvito Villalba, uno de los titanes de la política venezolana del siglo XX, artífice de los años de estabilidad democrática y progreso económico entre 1958 y 1998.

Míralo ahí, al niño Leonardo, con diez años de edad y los ojos clavados en la dulce niñita que parece dormida entre mazos de flores. Leonardo tiene la mirada tan afiebrada de fijeza, como abejas chupando en lo triste, que las mujeres de la familia y demás rezanderas no rechazan todavía lo que está haciendo con ese bendito cuaderno y ese lápiz amarillo con marca de dientes y borrador gastado.

Aliados

Desarrollado por: